5 consejos para un buen mantenimiento de carretilla elevadora

evolución de las carretillas elevadoras
Un vistazo rápido a la evolución de las carretillas elevadoras
17/01/2020
carretillas elevadoras robotizadas
¿Son las carretillas elevadoras robotizadas el futuro?
24/01/2020

5 consejos para un buen mantenimiento de carretilla elevadora

buen mantenimiento de carretilla elevadora

Una carretilla elevadora puede ser un activo enormemente beneficioso para tu negocio, no sólo puede facilitar muchas tareas operativas, sino que también puede llevar a cabo el trabajo de varias personas y completar los trabajos de forma rápida y eficiente.

Las carretillas elevadoras son piezas complejas de maquinaria, y tanto si tienes una carretilla elevadora usada anteriormente como un nuevo modelo de carretilla elevadora, es crucial mantenerlas regularmente, para asegurar que se mantengan en la mejor forma posible.

Con un programa efectivo de cuidado y mantenimiento, tus montacargas pueden permanecer fuertes por años, así que con esto en mente tenemos 5 consejos principales a seguir…

Revisar los neumáticos y mantenerlos inflados

Una de las tareas más importantes de mantenimiento de tu carretilla elevadora es la relacionada con los neumáticos, que siempre deben ser revisados minuciosamente de forma regular.

Comprueba que están completamente inflados, que tienen suficiente presión de aire y que no han sufrido daños significativos debido al desgaste. La presión de los neumáticos es importante para evitar el riesgo de accidentes graves debido a factores como una mala tracción, por lo que hay que asegurarse de que no estén poco inflados.

Siempre es conveniente utilizar un medidor cuando se revisan los neumáticos al menos una vez por semana, y recordar que no se deben inflar en exceso, ya que esto podría provocar reventones y dejar la carretilla fuera de servicio.

Controlar los fluidos

Una carretilla elevadora tendrá fluidos para la hidráulica, la transmisión, así como aceite de motor, refrigerantes y más. Todos los cuales deben ser mantenidos a los niveles correctos para asegurar un buen rendimiento.

Estos fluidos esenciales aseguran que la carretilla elevadora funcione sin problemas y que todas las piezas de trabajo funcionen de la manera más eficiente posible. La supervisión de estos fluidos y la adopción de un programa regular para cambiar y rellenar los fluidos, mejorará el rendimiento general, aumentará la longevidad y evitará problemas en el motor.

No descuidar los frenos

Las carretillas elevadoras a menudo realizan un trabajo particularmente agotador que podría empujar los frenos cada vez con más fuerza, lo que daría lugar a problemas recurrentes.

Si los frenos comienzan a mostrar signos reveladores de daño, o cualquier otro problema, es vital que se solucionen de inmediato, para evitar que se ablanden demasiado y puedan causar algún daño grave.

Cambiar cosas como las pinzas de los frenos no es complicado, y algo tan simple como esto podría asegurar que tu montacargas permanezca completamente seguro de usar.

Recuerda limpiarla regularmente

Un montacargas es a menudo tratado como una herramienta, dejada de cara a los elementos ya que potencialmente hace múltiples viajes fuera y dentro del edificio diariamente.

La carretilla elevadora quedará expuesta a mucha suciedad y escombros, junto con muchas otras sustancias potencialmente corrosivas, que podrían ser mucho más difíciles de eliminar si se dejan con el tiempo y provocar algunos daños costosos.

Algo tan simple como darle a tu carretilla elevadora un lavado a fondo y una limpieza de vez en cuando, no sólo puede evitar un posible sobrecalentamiento, especialmente si se ha acumulado suciedad alrededor del radiador, sino que también mejorará su aspecto general y prolongará su vida útil.

Utiliza piezas de calidad y manténlas bien lubricadas

Cualquier carretilla elevadora tiene muchas piezas móviles, que tienden a tomar una cantidad significativa de tensión de forma constante, levantando y bajando materiales y palets pesados.

Nunca vale la pena reducir los costos cuando se trata de piezas de calidad, ya que esto podría conducir a frecuentes averías, y lo que es peor, a posibles riesgos de seguridad.

Al utilizar sólo las mejores piezas disponibles, ayudará a mantener seguro al personal, y potencialmente ahorrará dinero a largo plazo al evitar las constantes y costosas reparaciones.

Además, asegúrate de que cualquier pieza móvil se mantenga bien lubricada de forma regular, para ayudar a combatir los daños por fricción, que pueden hacer que tu carretilla elevadora se averíe mucho más rápido.

¿Necesitas un servicio de mantenimiento profesional de carretillas elevadoras? ¡No dudes en contactar con nosotros!

Comments are closed.