Todo lo que necesitas saber sobre Minicargadoras

minicargadoras

Las minicargadoras son unas máquinas de construcción que presentan una gran movilidad y que podemos decir que son la versión en tamaño reducido de una pala cargadora. Estas máquinas se utilizan sobretodo en obras con una superficie de trabajo reducida. Aquellas donde no es viable o rentable utilizar maquinaria más grande. Por ejemplo, es común su uso en obras en ciudades.

La función principal de estas minicargadoras es la carga, transporte y descarga de volúmenes reducidos de material. La carga se puede hacer ya sea desde un montón de material o también bajar su cuchara a nivel del suelo y desplazarse hacia adelante para llenar su cuchara de material suelto. La cuchara de la minicargadora puede tener dientes o cuchilla. Además, en su parte trasera se pueden montar martillos hidráulicos o retros de tamaño reducido. Es, por tanto, una máquina muy útil para diferentes tareas, aunque limitada por su potencia menor si la comparamos con máquinas más grandes.

Consta de un chasis rígido con cabina cubierta desmontable en el cual se acopla una cuchara frontal de pequeña capacidad. Dispone de un único motor, que puede ser de gasolina o diésel. Suele estar acoplado en la parte trasera, en el punto donde se juntan el chasis y los brazos de la cuchara. Consta también de un sistema hidráulico para elevar la cuchara o para que se puedan montar accesorios. Estas minicargadoras se desplazan habitualmente sobre un sistema de cuatro neumáticos del mismo diámetro repartidos dos y dos a cada lado. Hay otros modelos que en vez de ruedas tienen un sistema de orugas. Se mueven a una velocidad de 10 km/h aproximadamente.

Estas minicargadoras realizan el giro mediante el bloqueo de las dos ruedas de un lateral mientras la tracción continua en el otro. Esto es debido a que el sistema de tracción de estas máquinas con chasis rígido difiere de sus hermanas cargadoras de mayor tamaño, siendo cada lateral independiente.

Tipos de minicargadoras

En el mercado nos encontramos diferentes tipos de minicargadoras para hacernos con la que más nos convenga de acuerdo al desempeño que esperamos darle. Existen minicargadoras estrechas, aún más que las estándar, pensadas para moverse en superficies de espacio muy limitado por las que no puede pasar una máquina normal. También están las minicargadoras pequeñas, pensadas también para espacios reducidos.

Otros modelos interesantes son las minicargadoras para vibrar olivos. Las máquinas especializadas en esta tarea agrícola son de gran utilidad a la hora de tratar el campo y recoger las olivas de los árboles. Una buena de facilitar el arduo trabajo del agricultor.

Entre las mejores marcas de minicargadoras del mercado se encuentran las enseñas de Bobcat, Caterpillar o Thaler. De estas últimas, Padilla Carretillas Elevadoras es distribuidor autorizado en Tenerife, con una gama amplia de diversas minicargadoras que se adapta a las necesidades de tu empresa y de las obras u otras actividades a realizar.

¿Compra o Alquiler de Minicargadoras?

Es importante conocer las diferentes opciones a la hora de hacerse con una de estas minicargadoras. La compra te permite adquirir una de estas máquinas en propiedad y así poder utilizarla hasta el final de su vida útil. Pero hay que tener en cuenta que esta compra supone un gran desembolso, lo que hace que no sea la mejor opción para muchas empresas.

En Padilla Carretillas Elevadoras, te ofrecemos la opción de renting para que no tengas que hacer una inversión tan elevada. Esto te permite disfrutar del uso de estas máquinas sin necesidad de comprarla, y así comprobar de primera mano si es la mejor máquina para tu empresa y tomar después la decisión de continuar con ella o cambiarla.

En definitiva, una minicargadora es una maquinaria versátil que se adapta a las diferentes necesidad y espacios. En Padilla Carretillas Elevadoras te ofrecemos diferentes modelos y formas para disponer de ellas dependiendo de lo que desees.