Carretillas Elevadoras ¿Comprar o Alquilar?

renting de carretilla elevadora

Las carretillas elevadoras son una herramienta imprescindible para operar en el almacén, manipulando todo tipo de mercancías. Como distribuidores de Crown, en Padilla Carretillas Elevadoras contamos con la máquina ideal para el trabajo requerido. Pero comprar este tipo de maquinaria es una decisión que implica una importante inversión. Por tanto, hay que preguntarse si merece la pena adquirir una o es mejor alquilarla. Es importante conocer las diferentes opciones de las que disponemos, como es el renting de carretilla elevadora. Aquí explicamos todas ellas con sus ventajas para poder tomar la mejor decisión para su empresa.

  1. Renting de carretilla elevadora

El renting de maquinaria logística es una buena opción si no se quieren hacer grandes inversiones iniciales. Con esta opción se puede disfrutar del uso de la carretilla elevadora sin necesidad de realizar la compra. La empresa dispondrá de esta maquinaria esencial para el funcionamiento de un almacén por un periodo acordado y después podrá decidir si desea dar el paso de adquirirla.

Esta opción es la ideal para empresas que prevean un uso de este tipo de maquinaria de forma frecuente, pero sin llevar a cabo la inversión que supone una compra. Además, el renting conlleva la ventaja de que la empresa que presta este servicio es la que se ocupa del mantenimiento y la reparación de las máquinas.

A largo plazo resulta más caro que el leasing o la compra, pero eso depende de las necesidades de cada empresa.

  1. Alquiler con opción a compra de carretillas elevadoras

Esta opción permite a la empresa cliente pagar un alquiler durante un tiempo pactado. Al finalizar este, tendrá una cuota de compra en propiedad o podrá seguir con el alquiler.

Una buena opción para aquellas empresas que dudan entre adquirir la máquina o solo tenerla en alquiler y que le permitirá decidir al final del periodo pactado.

  1. Leasing de carretillas elevadoras

Comprar una carretilla implica una gran inversión, por lo cual es una decisión que hay que meditar y pensarla bien. Una buena opción para una empresa que quiera adquirir una carretilla es el leasing.

El leasing es una forma de financiar la adquisición de la carretilla elevadora mediante un pago a plazos. Tras el pago de la última cuota, pasa a ser propiedad del pagador.

De esta manera, se puede realizar la compra mediante un método más cómodo y así poder aprovechar la carretilla durante el resto de su vida útil en propiedad.

Es la mejor opción a largo plazo si se desea poseer una de estas máquinas. Al final supone un gasto menor que un renting y es una inversión que merece la pena para toda aquella empresa que quiera tener en propiedad este tipo de maquinaria tan necesaria para el buen funcionamiento de un almacén.

  1. Venta aplazada sin interés a 25 meses

Otra opción para adquirir una carretilla elevadora es la venta aplazada sin interés. Con este método la empresa podrá poseer la maquinaria y realizar el pago completo en 25 meses. Esta es una buena opción para empresas que tengan decidido comprar una carretilla elevadora y así poder sacarle partido durante su vida útil. Al igual que el leasing, es una opción más rentable que el alquiler para empresas que le den un uso continuado y con intención de utilizarla durante muchos años.

¿Cuál de estas opciones es mejor para su empresa?

Como siempre, al final dependerá del uso previsto para la carretilla y el tiempo que se espera utilizar, las necesidades y rentabilidad financiera. Escoja la que escoja, le ofreceremos la máquina ideal para su almacén. Lo haremos con toda la documentación necesaria, certificados y seguros que necesita una de estas carretillas elevadoras. Contacte con nosotros si desea más información sobre el renting de carretillas elevadoras, alquiler con opción a compra o leasing.