¿Son las carretillas elevadoras robotizadas el futuro?

buen mantenimiento de carretilla elevadora
5 consejos para un buen mantenimiento de carretilla elevadora
20/01/2020
top-7-errores-en-el-manejo-de-carretillas-elevadoras
Top 7 Errores en el manejo de carretillas elevadoras
27/01/2020

¿Son las carretillas elevadoras robotizadas el futuro?

carretillas elevadoras robotizadas

Desde la revolución industrial, hemos estado trabajando en el avance de la forma en que hacemos casi cualquier cosa. Nos hemos movido hacia una forma de trabajo más racionalizada, simplificada y a menudo automatizada, especialmente en los negocios.

Los lugares de trabajo industriales, como los almacenes, exigen este tipo de eficiencia, por lo que inevitablemente se ha hablado de carretillas elevadoras robotizadas. Ciertamente, desde alrededor de los años 50, los sistemas automatizados han formado parte de las actividades diarias, como los vehículos guiados automáticos (AGV).

Los AGVs ya no requieren de interacción humana y pueden mover stock y cosas por el almacén sin ayuda.

Pueden cargar y descargar materiales sin necesidad de intervención humana y pueden realizar movimientos horizontales y verticales.

Estos tipos de vehículos pueden trabajar en entornos extremadamente complejos y emplean soluciones de alta ingeniería para mover de forma inteligente los equipos móviles.

Han recorrido un largo camino desde su origen y algunos incluso tienen carretillas elevadoras que utilizan la tecnología láser para recuperar paletas.

Pero, ¿vamos a ver una progresión hacia las carretillas elevadoras robotizadas?

Bueno, obviamente, no queremos ver un mundo en el que el trabajo de conductor de carretilla elevadora pueda ser obsoleto; se acabó el camino de las cintas de casete, los disquetes y los localizadores personales. Sin embargo, la tecnología ya ha sido desarrollada.

Una de las empresas pioneras en una tecnología de visión que toma 3 fotos por segundo para desarrollar un mapa completo de su ruta, además de almacenar hasta 25 millas de rutas de viaje en su memoria. Esta tecnología puede aplicarse a los equipos móviles industriales para automatizar el transporte horizontal de materiales.

Esto permitiría reducir los costes, pero sólo puede gestionar una complejidad relativamente baja de movimientos horizontales repetitivos. Con los procesos de preparación de pedidos o la gestión de existencias, los conductores de carretillas elevadoras humanos tendrían que realizar las entradas en almacén verticales, por lo que sigue habiendo un alto grado de interacción humana con la máquina.

También hay otros problemas a los que se está haciendo frente.

Pueden surgir problemas logísticos debido al alto nivel de integración e interacción necesaria entre el hombre, la máquina, el software y la comunicación inalámbrica. Asegurarse de que todo el proceso funcione al 100% de eficiencia y seguridad puede ser difícil.

Encontrar una solución que permita el paso de varios vehículos en el mismo pasillo mientras se está operando es difícil y las medidas actuales del almacén pueden no permitirlo en algunos casos. Una vez más, sería necesario poner en marcha un sistema de control humano en caso de que los vehículos tuvieran que pasar por encima de los demás y no pudieran hacerlo.

Con cualquier sistema que se implemente, puedes esperar experimentar cierta latencia. Pero esto puede ver una caída en la productividad. Un retraso de tan sólo 5 segundos podría resultar en una disminución de la productividad de alrededor del 20%.

Por lo tanto, aunque podría reducir los costos implementando el sistema, podría terminar costando más a largo plazo. Sería necesario establecer la certeza absoluta de que no hay latencia.

En resumen, es evidente que existe una gran diferencia entre los AGVs y las carretillas elevadoras sin conductor y, aunque la tecnología es todavía bastante nueva, parece prometedora. Ya existen restaurantes que sirven mesas con robots. El caso más claro es el del gigante Amazon, que en sus almacenes utiliza robots automatizados para hacer los pedidos.

Lo bueno de esta tecnología es que aunque las carretillas elevadoras robotizadas se conviertan en la nueva norma, seguirá habiendo puestos de trabajo para personas que tendrán que ser formadas para controlarlos, pero no para conducirlos.

Comments are closed.